perder peso corriendo

Consejos para personas que ya han conseguido una pérdida de peso

Tener un sobrepeso no es agradable para nadie, y puede tener un impacto negativo todo el mundo de la persona que tiene el problema. Levantarse por la mañana y pensar en tener que hacer una dieta y enfrentarse a las ansias y los problemas ligados a tener que perder peso es algo que no se sabe hasta que se tiene que hacer. Una vez que se ha experimentado una pérdida de peso, se tiende a olvidar lo mal que se ha pasado en unas semanas o meses. Podemos volver a antiguos hábitos y volver a coger el peso perdido. Esto no tiene por qué ser así.

Hay algunos consejos que podemos seguir para que esto no ocurra, y realmente puede ser muy efectivo si se sigue a conciencia. Para empezar es todo sobre cambiar algunos hábitos que tenemos en nuestro vida. Dicho de otra manera, es la forma en que sentimos frente a la comida y el comer. Aplicando unas sencillas reglas se puede cambiar esta relación que se tiene con la comida y mantener el peso que hemos conseguido con tanto esfuerzo.

Para empezar, tenemos que pensar en porque muchas personas fallan cuando hacen dieta. Una de las razones principales suele ser por tener expectativas no demasiado reales. La pérdida de peso no ocurre en unos pocos días o semanas, ya que puede llevar meses o incluso años. Hay que concentrarse más en cambiar los hábitos en lugar de estar mirando la báscula continuamente. Con esto queremos decir que no hay que bajar la guardia nunca.

perder peso caminando

¿Cosas que hacer para mantener el peso perdido?

Una de las cosas que tenemos que hacer es bebe mucha agua. Es una de las cosas más simples y sencillas que podemos hacer para mantener un buen peso. Con esto liberamos toxinas que se almacenan en las células grasas, y no hace sentir saciados.

Otra cosa que debemos evitar es tener chocolatinas, galletas y cosas parecidas a la vista. Incluso la gente con mucha voluntad tiene momentos de debilidad. Si tenemos un problema de poder tener sobrepeso, no es buena idea poner nuestra voluntad a prueba. Por tanto, todas esas chucherías que nos pueden poner a prueba, es mejor que estén en algún sitio guardados hasta que se alguna ocasión especial.

Otra cosas que no nos cansamos de repetir es que debemos de tener más de tres comidas al día. Cuando no comemos nada entre comidas, nuestro metabolismo se ralentiza para compensar el hambre que pasamos, y quemamos menos calorías. Por tanto, comer pequeñas comidas frecuentemente ayuda a nuestro metabolismo a hacer en marcha. De cinco a seis pequeñas comidas es lo ideal.

Cosas que hacer durante las comidas

Lo primero que podemos hacer es planificar un poco las comidas. En lugar de hacer lo primero que se nos ocurra, podemos tener un plan para comer cosas sanas que no nos hagan coger ese peso perdido de nuevo. Aunque ya no se esté a dieta, tenemos que comer de una forma inteligente y así evitar volver a engordar. Podemos mantener algún tipo de diario para saber lo que comemos diariamente. Saber lo que se ha comido al cabo del mes nos da una buena perspectiva de lo que debemos añadir o reducir a la hora de comer.

También podemos comer en platos más pequeños, lo cual nos hará comer porciones más pequeñas. Supone algo de fuerza de voluntad por nuestro lado, pero en poco tiempo ya estaremos acostumbrados y nos parecerá natural la cantidad que estamos consumiendo. Con estos simples consejos, no tenemos por qué recuperar los kilos que tanto ha costado quitarnos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *