calorías de las bebidas

Tener cuidado con las calorías de las bebidas

Mucha gente pasa el día consumiendo grandes cantidades de bebidas distintas sin saber que se meten en el cuerpo un montón de calorías en el proceso. Si verificas la cantidad de calorías que se pueden encontrar en muchas bebidas tipo refrescos o similares, te darías cuenta de que mucha gente toma muchas más calorías de las aconsejadas al día para cualquier persona. Sin embargo, no tiene por qué ser de esta manera. Hay muchas maneras de asegurarse de que no se están consumiendo estas cantidades de calorías cuando bebemos algo.

Lo primero es tener mucho cuidado con los refrescos. No estamos diciendo que lo eliminemos por completo de nuestra lista de cosas que solemos tomar, sino tener un control de su consumo. Lo cierto es que no hay nada sano en un refresco, incluso si es del tipo dieta o sin cafeína. La cantidad de calorías que tiene una de estas bebidas es increíble y la facilidad con las que se beben estos refrescos permiten que se acumulen rápidamente. Si encima se mezcla con alcohol, las calorías se multiplican. Es algo que debemos evitar desde hoy mismo si queremos tener un peso ideal.

bebidas bajas en calorías

También hay que cuidado el consumo de bebidas como el café. Dependiendo del tipo de bebedores de café que seamos, las calorías pueden ser altas si lo sumamos con el azúcar, leche o crema que le echemos. No es malo tomar café, o por lo menos con moderación. Lo que tenemos que hacer es limitar el azúcar que le echamos o usar edulcorantes que no tengan estas calorías añadidas. Si se quiere echar leche, debe ser desnatada. Por supuesto, esto depende de la cantidad de café que se toma al día.

Si lo que se suele beber es café tipo capuchinos o parecidos, también hay opciones más ligeras y que no engordan tanto. Este tipo de cafés suelen contener grasas debido a la mezcla de chocolate, leche y otros ingredientes que se ponen por encima. Si te gusta mucho y no quieres renunciar a ello, elimina la crema o utiliza leche desnatada. Hay tipos de chocolate que son también bajos en calorías y que se pueden usar.

Hay que tener cuidado también con los zumos. Aunque los zumos son muy sanos, muchos de los que compramos ya preparados no son tan saludables como pensamos. Algunos no tiene todos los nutrientes que debería y en muchos casos tienen demasiado azúcar. Hay que vigilar el tipo de zumo que tomamos si no lo estamos tomando natural, ya sea en casa o en un bar. Sea cual sea la bebida que consumamos, no hay que dejar nunca de lado del agua. Es lo que menos calorías tienen y sin duda es lo más saludable.

Como es lógico, el alcohol es algo que se debe controlar mucho, y no solo por lo dañino que puede ser si se abusa, sino por lo que puede engordar. Son muchas calorías las que tiene. Si por ejemplo bebemos cerveza, las de tipo “Light” tienen bastante menos calorías que las versiones normales y hoy en día saben casi igual de bien. Bebe bebidas alcohólicas solo en ocasiones especiales y hazlo en pequeñas cantidades. Esto nos ahorra grandes cantidades de calorías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *