ejercicio andar

Los beneficios de andar en la tercera edad

Ya hemos visto en el anterior artículo lo importante que es hacer ejercicios de mayores y lo que pueden ayudar en muchos sentidos. Se han dado algunos ejemplos que se pueden poner en práctica, aunque no hay duda de que andar es lo mejor que se puede hacer. Una de las formas de conseguir ejercicio físico es andar a un paso que permite respirar más profundamente y hacer sudor ligeramente durante media hora a una hora tres veces por semana. Este tipo de ejercicio mantiene el corazón, pulmones y sistema vascular trabajando, aparte de reforzar los huesos y músculos.

Si no se tiene tiempo para andar media hora todos los días, algunos expertos dicen que dar diez mil pasos diarios – que son más o menos 8 kilómetros diarios – mientras que se hacen las actividades habituales, son suficiente para mantenernos en forma. ¿No sabes cuánto es eso traducido a andar? Hay dispositivos que nos pueden ayudar a calcular esto, como es el caso del podómetro. Es del tamaño de una caja de cerillas y se pone en la cintura mientras andamos. En la pantalla nos dice la distancia que hemos recorrido.

Con solo andar ya tenemos una fuente de ejercicio importante, aunque si lo combinamos con otras cosas, el resultado es mucho mejor. Una de las mejores combinaciones que hay para hacer ejercicio a partir de cierta edad (realmente a cualquier edad), es andar y nadar. Si se tiene artritis y algunos movimientos que hacemos son dolorosos, nadar en una excelente manera de hacer aeróbicos y ponernos en forma. Ofrece algunos de los beneficios de andar y ayuda mucho a nuestras articulaciones.

Sin embargo, el mayor beneficio de nadar es en los huesos porque no es un ejercicio donde se tenga que soportar peso. Esto no significa que no se puedan levantar pesas en la tercera edad. Si se hace de un modo controlado y sin sobrepasarse, no hay problema. Es un hecho de que el tejido muscular quema más calorías que el tejido graso, incluso cuando estamos descansando. Cuantos más músculos se tengan, más calorías se quemarán.

andar deporte

Al irse reduciendo los músculos con la edad, es muy recomendable intentar aumentar la masa muscular por medio del entrenamiento personal. Cuanto más mayor se hace uno, más beneficios tendremos haciendo ejercicio. De todos modos, antes de empezar a levantar pesas, hay que tener claro cómo hacerlo. No se trata de levantar mucho peso, sino levantar poco peso (con el que nos sintamos cómodos), y hacerlo repetidas veces de forma lenta. Es buena idea tener un monitor que nos aconseje al principio de cómo hacer esto.

Por tanto, lo idea es andar mucho, combinarlo con la natación y dedicar un tiempo todas las semanas a levantar algo de peso para potenciar la musculatura. Es algo sencillo y puede ser muy entretenido, pero lo importante es que será increíblemente beneficioso para nuestra salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *