acelerar el metabolismo

Acelerar el metabolismo de forma natural

Tu metabolismo es el promedio en que tu cuerpo usa las calorías que estás comiendo. Todos hemos escuchado que si estás comiendo más calorías de las que quemas, es lo que causa que el cuerpo acumule grasas y se gane peso. Por lo tanto, la clave es hacer que el cuerpo se encargue de quemar esas calorías de forma rápida y eficiente. Tendrás más energía, pensarás con más claridad y te sentirás mejor sin ese exceso de grasa tan molesto. ¿Pero cómo podemos acelerar el metabolismo para que todo esto ocurra? Lo cierto es que es más fácil de lo que piensas.

Lo primero que debemos hacer es comer al menos cada tres horas. Cuando mantenemos una constante afluencia de calorías en nuestro cuerpo, las señales que les estamos transmitiendo es “Hay comida en abundancia y no se necesita almacenar grasa”. Esto favorece a que haya una pérdida de peso y que se quemen todas estas calorías que se van consumiendo a lo largo del día. Se le está dando al cuerpo más combustible para que siga funcionando, dándole más energía.

Al comer más veces a lo largo del día, se están quemando calorías constantemente al digerir la comida. Mucha gente no sabe que la digestión es una de las mayores funciones del cuerpo para quemar calorías. Por supuesto, esto se debe acompañar con una actividad diaria. Nuestro cuerpo está diseñado para moverse ya que siempre ha sido una parte importante en nuestra vida diaria hasta que se inventaron los coches y las máquinas que trabajan para nosotros. Dicho de otro modo, siempre teníamos que estar activos y es lo que nos pide nuestro cuerpo de forma natural.

acelerar metabolismo

Ejercicios musculares

Una cosa que tenemos que tener en cuenta es que debemos reforzar nuestros músculos. Cuantos más músculos tengamos más calorías quemaremos, incluso cuando estemos sentados sin hacer nada. De hecho, esto ocurre hasta cuando dormimos. Por tanto, la clave es nutrir y reforzar la musculatura. El problema de hoy en día es que usamos cada vez menos los músculos. Si no los usamos, nuestro cuerpo se librará de la grasa en el músculo. Este es uno de los motivos por el que las dietas “de pasar mucho hambre” no funcionan.

Cuando eliminamos nuestro consumo de calorías, lo primero que piensa nuestro cuerpo es “No tengo suficiente calorías para mantenerme vivo”. Por tanto el metabolismo se ralentiza y comienza a consumir el propio músculo. Lo que hay que hacer es algún tipo de ejercicio donde nuestra musculatura se mantenga en condiciones. No se trata de hacer culturismo o algo así, sino de hacer un ejercicio que se adapte a nuestras necesidades sin causarnos una lesión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *